Skip navigation

No, no hemos quedado, y la verdad, no parece que vayamos a hacerlo. Pero sí, nos hemos visto, aunque haya sido de pasada y tú hayas estado a tus cosas y yo a las mías. Pero esta vez ha sido distinto. Casi como antes de ser amigos. Cruzar cuatro educadas palabras (otras veces son más, lo sé, y hablamos más, y nos contamos la vida, cosa que sé que contigo siempre podrá ser, pero ayer no fue así) y no sentir nada dentro. Ni nervios por meter la pata ni esa sensación que se mete en el estómago cuando ves a esa persona que más quieres. ¿Será que ya no te quiero? Sé que eso no es, porque sé que te quiero, pero las cosas han cambiado mucho desde aquellos días que tanto he añorado. Quizá sea que ya miro a otros, pienso en otros y hasta sueño con otros (cosa rara esta última porque no suelo acordarme nunca de lo que sueño) Ahora ya vamos cada uno por nuestro lado, hasta aquella pandilla grande que éramos se ha separado. Ahora lo poco que queda es el recuerdo de unos días que no durarían para siempre, en los que te imaginé siempre junto a mí y donde creí que lo nuestro no tendría fin. La verdad, ha sido muy raro verte y ya no sentir mariposas.
SME

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: