Skip navigation

Qué decir de la noche de ayer. Salir de clase a todo lo que das para poder llegar a la hora ya es bastante. Y “cenando” mientras vas de camino al coche. Pero este tipo de eventos merecen la pena, y cada vez que voy a uno más lo corroboro. Local pequeño, pero de los que se pueden definir como acogedor no por tamaño, sino porque en realidad, lo es. Una barra, garito despejado de sillas y mesas, y el alto del “barco”, donde miraremos el resto de la noche, o al menos durante el concierto (la verdad que luego observar como la gente hace cola para evacuar y demás no tiene mucho más).

El protagonista de la noche entra al bar un rato más tarde como si fuera uno más. De hecho, quien no lo conozca, se sorprendería la familiaridad con la que se pasea junto con la sencillez y humildad de una persona con tanto talento. Allí apoyado en la barra toma algo con sus amigos mientras los demás hacemos lo mismo. Es algo lógico, estamos en un bar. Pasado un tiempo prudencial sube al que va a ser su escenario durante un par de horas (que sinceramente, me enganchó tanto que parecía que el tiempo no había pasado). Micro delante, guitarra en mano y… comienza a hablar (a cantar aún nooo!!, prisas! que sois unos prisas!!!😀 ) Agradece a la gente su presencia, pues por diversos motivos el concierto había sido aplazado. Pero allí estábamos a la espera. Y abre con la canción con la que yo lo conocí, también en versión acústica, “Olvídate de ti”. Es una de esas casualidades  que no son más que casualidades, pero llamadme idiota si queréis, me hacen ilusión. Desde ese momento yo creo que no perdí la sonrisa en ningún momento, sigue haciendo muy buenos comentarios entre las canciones, desde hablar de la programación de la mtv y su poesía hasta contarnos cómo nacen algunas canciones “cantautoriles” en las conversaciones que mantiene con sus colegas. Y toca muchas canciones, de las buenas, como él las define, pero sin faltar al respeto a las demás canciones😉 de las más movidas y también nos agasaja con algunas que saldrán en el próximo disco. Por mi mente pasan muchas cosas, pero una de ellas es el buen rollo que desprende aquí el artista. Y sé que podría intentar escribir mil líneas en prosa y dos mil en verso, pero son momentos que hay que vivir, y ahí decides si te gustan o no. Y yo debo decir que repetiría concierto sin lugar a dudas, como se suele decir “a ojos cerrados y pies juntillas”. No sólo porque me guste su música y porque suene realmente bien en directo, sino porque me ha enganchado la manera en que lo hace.  Vamos!!! en resumen… qué no sé qué estáis haciendo que no estáis buscando la manera y modo de ir a ver a este hombre en directo! Cómo coño hay que decirlo!😀

¡Ah! Si el día después del concierto, tenéis un ligero dolor de cuello y veis todo así como ladeado, no os preocupéis, se llama empatía. (Este comentario es para la gente que ya haya asistido a un concierto)

 

Por supuesto, aquí os dejo un par de temitas de Rafa, que aunque no sean vídeos del directo de ayer en el Ávalon, siguen siendo buenas canciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: