Skip navigation

Resulta increíblemente extraño lo rápido que cambia la vida. Dicen algunos que es como una montaña rusa, pero ya quisieran las atracciones tener tantas subidas y bajadas. Y es que en  cuestión de minutos, segundos incluso, pasas de la felicidad a la tristeza, de la euforia al fracaso y, cómo no, de la vida a la muerte. La vida son dos días, dos únicos días, y no hay que malgastar el tiempo. Disfruta, vive y sé feliz. Di hola, di adiós, toma un café, o dos. Queda con la gente, crea momentos, compártelos con otros. Nunca sabes cuándo se va a acabar.

Un día para el recuerdo que jamás olvidaré. Un entrenamiento que siempre recordaré. ¿Realmente perderíamos tanto tiempo entre cuatro paredes si no fuera por la compañía? Y por hacer compañía y por moverme algo más, me dio por ir al gimnasio. No esperaba encontrarme con nadie conocido, pero no fue así. Sin embargo fue un motivo de alegría. Cuando hace mucho que no ves a alguien te gusta. Charlas, te ríes, te pones al día… Momentos que en principio son anecdóticos. Luego cada uno a lo suyo, a entrenar y mañana más. Y así transcurrió la tarde. De la noche nunca jamás tendré queja. Salvo por no ser capaz de expresar en los momentos adecuados lo que siento. Y lo que siento es que tengo unos amigos que no tengo claro merecer. No cabe duda que el día en que Will Smith cumple años estaba siendo un buen día para mí, hasta mejor que para él. Una descarga de adrenalina y sensaciones positivas que recomiendo a todo el mundo.

Sin embargo no puedo decir que el día siguiente fuera igual. ¿Adrenalina? Es posible, pero no de la buena. Ese encuentro anecdótico y simpático que había tenido lugar la tarde anterior se había convertido en una despedida improvisada. Y te preguntas miles de veces cómo es posible. Y no lo entiendes. ¡Si ayer estaba perfecto! Hoy ni siquiera está. ¿¡Pero es cierto!? Pues sí, lo es. No puedo expresar lo mucho que siento tu falta. Y sé que no voy a ser yo sola, lo cual dice mucho de la gran persona que eras. Sabes que en esta casa nunca te vamos a olvidar. Rubén, donde quiera que estés, Descansa En Paz.

SME

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: