Skip navigation

Hoy es uno de esos días en los que te paras a pensar. La vida son dos días y hay a quien no llega a la mitad. Andamos todo el día apresurados, atareados, corriendo de aquí para allá, sin tiempo porque tenemos que trabajar, sin tiempo porque tenemos que comprar, sin tiempo porque tenemos que entrenar… En resumen, que no tenemos tiempo de disfrutar. Y no digo que no tengamos que hacer todo eso. Eso y más hay que hacer, pero habrá que encontrar la manera y el modo de hacer todo compatible, ¿no? No creo que la vida merezca la pena si no podemos vivirla.

¿Y por qué estoy hoy tan trascendental? Es normal que os lo preguntéis. Hoy me he quedado sin palabras, no he sabido qué decir, y de hecho aún no lo tengo muy claro. Siento que diga lo que diga me quedaré corta. Hoy, desgraciadamente, nos ha dicho adiós demasiado pronto una gran persona, además de gran deportista. Tuve la suerte de conocerlo, y aunque no fue mucho el tiempo que compartí con él, puedo decir sin miedo a equivocarme que es una de las mejores personas que he conocido. Educado, atento, simpático… Allá donde te viera siempre tenía una sonrisa dispuesta con un saludo más que alegre. Me entristece pensar que esos momentos han llegado a su final. Y es que cuando solo necesitas unos minutos para sonreír con alguien, muy malo no debe de ser.

Por eso ahora pienso que la vida es corta. Siempre lo he sabido, pero cada vez se es más consciente de ese detalle. Hay quien dice que son cosas de la edad, otros que son cosas de la vida. Yo creo q se debe más a ir viendo como gente que forma parte de tu vida, o ha formado parte de ella en algún momento, se va para no volver. ¿Por qué nos empeñamos en estar absortos por el trabajo o lo que sea?¿Por qué siempre todo aquello que nos hace disfrutar “es para después”? ¿Y si no hay después?

Por eso os digo a todos que no dejéis escapar aquello que más queréis. Nunca sabréis si habrá una segunda oportunidad.

Manolo, me siento orgullosa de haberte conocido y poder decir que eras una gran persona. El deporte en Ponferrada te debe mucho. Ojalá brilles en el cielo lo que no has podido seguir brillando en vida.

DEP MANOLO PEÑA

A todos los demás, CARPE DIEM.

SME

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: