Skip navigation

Y parece que de mi cara empiezan a escaparse sonrisas, vuelven los chistes y los ratos buenos. Momentos que echaba de menos. Vuelvo a hacer cosas que hacía mucho tiempo que no hacía. Y con mucho tiempo hablo de meses, casi años en elgunos casos. Y ya no es el fin del mundo, aunque hay días que te tropiezas con alguna que otra piedra que parece que te quiere hacer caer. Pero no lo hará. No si yo lo evito. Y he recordado dos cosas, no quiero caer, y sé que puedo evitarlo. No hay peor enemigo que uno mismo. Nadie es tan influyente como lo somos nosotros mismos hacia nuestra persona. Todo lo que nos rodea nos afecta, pero nosotros decidimos en qué grado y cómo enfrentarnos a ello. No siempre es fácil, no siempre nos gusta, pero no debemos rendirnos. Siempre hay alternativas. Si no es A, será B. Lo sé. A veces sólo queremos una cosa. Y solo vemos un camino para llegar a ella. A veces cortado, cerrado, inutilizado. Pensamos que si no podemos llegar allí nada será igual y nada podremos hacer ya. ¿Y quién nos dice que la alternativa que no veos no nos llevará a él? ?Y quién te dice que la misma alternativa te puede llevar a otro sitio que puede que te guste más? No lo sabes. Claro que no lo sabes. Por eso mismo hay que andar por el camino, correr si hace falta, parar, incluso caer, y por supuesto, LEVANTARSE. Porque, si soy sincera, creo que aún no he aprendido a correr bajo la lluvia, pero debe de ser porque empieza a salir el sol.

SME

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: